Hablar del empoderamiento femenino no es tarea fácil, sin embargo, cada día podemos construirnos y cooperar como comunidad para hacerlo.

Este es un proceso en donde estando en desventaja por las barreras de género, adquirimos y reforzamos capacidades, estrategias y protagonismo individuales y  colectivos, para tener una vida autónoma en la que podamos participar, en términos de igualdad, acceso a los recursos, reconocimiento y toma de decisiones en toda las esferas de la vida personal y social.

El aceptarnos como somos y luchar con los  estereotipos de género y belleza es uno de los primeros retos para iniciar el empoderamiento, somos mujeres latinas, de cabellos castaños, con pieles trigueñas, somos mezclas de culturas y somos diosas bachué, por esto en nosotros puedes encontrar el aliado para resaltar tu belleza y lograr seguridad en ti y en tus raíces, los siguientes retos son lograr un discurso incluyente para todo tipo de discriminaciòn y ser humanas, consecuentes y coherentes con nuestras acciones.

Hablar del empoderamiento femenino no es tarea fácil, sin embargo, cada día podemos construirnos y cooperar como comunidad para hacerlo.

Este es un proceso en donde estando en desventaja por las barreras de género, adquirimos y reforzamos capacidades, estrategias y protagonismo individuales y  colectivos, para tener una vida autónoma en la que podamos participar, en términos de igualdad, acceso a los recursos, reconocimiento y toma de decisiones en toda las esferas de la vida personal y social.

El aceptarnos como somos y luchar con los  estereotipos de género y belleza es uno de los primeros retos para iniciar el empoderamiento, somos mujeres latinas, de cabellos castaños, con pieles trigueñas, somos mezclas de culturas y somos diosas bachué, por esto en nosotros puedes encontrar el aliado para resaltar tu belleza y lograr seguridad en ti y en tus raíces, los siguientes retos son lograr un discurso incluyente para todo tipo de discriminaciòn y ser humanas, consecuentes y coherentes con nuestras acciones.

Esta es una oportunidad de construir una cultura de la igualdad de derechos porque ser mujer es un plus y debes sentirte orgullosa de estar ayudando tanto a mujeres como a hombres a crecer como personas para generar cambios sociales.

Esta es una oportunidad de construir una cultura de la igualdad de derechos porque ser mujer es un plus y debes sentirte orgullosa de estar ayudando tanto a mujeres como a hombres a crecer como personas para generar cambios sociales.