Medicina estética en pacientes hombres

medicina estetica paciente hombre

medicina estetica paciente hombre

Las estadísticas oficiales de dos sociedades científicas reconocidas coinciden en afirmar que los hombres se interesan cada vez más en los procedimientos de medicina estética y el aumento de la solicitud de tratamientos cosméticos por parte de hombres es influenciado por factores socioculturales, laborales, de marketing y desarrollo de las técnicas de Medicina Estética.

En estos artículos se encuentra que, a pesar del aumento de la demanda, los últimos datos estadísticos publicados, muestran que los hombres representan solamente el 10 % del mercado de la medicina estética, siendo los tratamientos con fillers (ácido hialurónico) y neuromoduladores (toxina botulínica) los preferidos, por ajustarse a las expectativas del paciente masculino.

Ciertamente, El perfil del paciente masculino más frecuente en medicina estética coincide con el estereotipo exhibido en la publicidad y generalmente el paciente masculino tipo, tiene cerca de 50 años, es caucásico, heterosexual, bien instruido, con ingresos discrecionales y desea verse más joven sin perder su masculinidad. No obstante, El paciente masculino tiene especial preocupación por la alopecia, la grasa submentoniana, y los signos de envejecimiento periorbitario (patas de gallina).

Los últimos datos estadísticos publicados confirman el incremento en la demanda de tratamientos no quirúrgicos, con preferencia por fillers y neuromoduladores; Sin embargo, El paciente masculino se diferencia de las mujeres en sus motivaciones, intereses estéticos, conductas, expectativas, anatomía y fisiología.  Es por esto que las técnicas aplicadas tradicionalmente a las mujeres no siempre son reproducibles en hombres con buenos resultados. Además, la bibliografía disponible sobre tratamiento en paciente masculino es escasa y existe confusión entre la comunidad de médicos estéticos acerca de las pautas de tratamiento adecuadas al paciente masculino.

Para dar respuesta a las necesidades de salud estética del paciente masculino, ciertos aspectos anatómicos y fisiológicos propios del género, son determinantes en los resultados de los tratamientos para evitar un efecto feminizante.

Los tratamientos faciales con fillers y neuromoduladores, deben ser adaptados a las características propias del género para evitar la feminización del rostro. Por lo tanto, el medico estético debe ser capaz de afrontar los pacientes masculinos desde sus motivaciones, expectativas y rasgos anatómicos genéricos, para obtener resultados satisfactorios y no feminizantes.

Finalmente, se debe pensar en el refinamiento de las técnicas de marketing tomando en consideración expectativas y necesidades del paciente masculino al igual, que proporcionar una  mayor educación al paciente por parte de los profesionales de la salud estética para contribuir a extender el interés por los procedimientos cosméticos a una población masculina más diversa.

Para más información, pide tu cita en nuestro WhatsApp